Escleroterapia vascular

La escleroterapia se utiliza desde hace muchos años a la hora de tratar pequeñas malformaciones vasculares, siendo sólo eficaz en aquellas con pequeño tamaño, como pequeñas venas varicosas y venas araña.

Se utilizan inyecciones con una fina aguja, con la que se inyecta una solución que hace cicatrizar la vena forzando a la sangre a reencaminarse por venas más sanas.

Esto consigue mejorar la apariencia estética de venas araña, tratar pequeñas varices en las piernas y aliviar síntomas relacionados tales como el dolor, quemazón, hinchazón y calambres.

Las venas tratadas tienden a desaparecer en un plazo de unas pocas semanas a un mes. Siendo en algunos casos necesario repetir el tratamiento.

Después del tratamiento
En algunos casos pueden darse efectos secundarios temporales en el
lugar de la inyección tales como:
• Moretones
• Áreas enrojecidas
• Pequeñas llagas en la piel
• Piel oscurecida en forma de lineas o manchas
• Múltiples vasos sanguíneos pequeños enrojecidos

Limitaciones
Las venas varicosas grandes no responden tan bien como las pequeñas a
la escleroterapia. Un pequeño porcentaje (menos del 10%) de las personas
que se someten a este tratamiento tienen posibilidades de no ver
resultados. En estos casos puede contemplarse realizar otros
tratamientos.