Microblading

El microblading permite tanto dar forma como rellenar la ceja en aquellos puntos en los que sea necesario, sin grandes agresiones para la piel y con un acabado que pasa desapercibido por completo. El secreto es la técnica del pelo a pelo, que permite una aplicación más precisa y personalizada del trazo, obteniendo un resultado muy natural.

Gracias a esta técnica semi-permanente no tendrás que maquillar tus cejas en más de un año. El microblading ofrece una duración de hasta dos años, dependiendo siempre del tipo de piel, de la aplicación y de los cuidados que siga cada persona.